21 abril, 2012

Los Juegos del Hambre: La película

Llevaba mucho tiempo esperando con ansias el momento de sentarme en la butaca del cine, y ver que, las escenas que hace tanto tiempo me imaginé por primera vez en mi cabeza al leerme el libro, se plasmaban en la gran pantalla. Ayer, por fin llegó ese momento, y me encantó.
Para empezar, los escenarios están perfectamente, asombrosamente recreados. Se ve la pobreza y la tristeza de Panem, la riqueza y la frivolidad del Capitolio y los paisajes salvajes de la Arena. Pero esto se queda corto si hablamos de la caracterización de los personajes. Un trabajo de maquillaje experto, que nos muestra un Capitolio que, efectivamente, parece una fiesta de disfraces. (¡Effie es increíble!)

Sin embargo, el gran punto fuerte para mí de esta película son los actores. Jennifer Lawrence (Katniss) ha hecho un trabajo espectacular. Ha conseguido respresentar la fuerza, la entereza, la valentía de Katniss. Ya había visto antes una de sus películas, aquella en la que fue nominada a un Oscar, y me pareció magnífica. Desde ese momento estuve segura de que haría un buen papel. Pero esa mirada... no la pone cualquiera, esa expresión a la hora de tirar la flecha es increíble.

Pero dejemos de hablar de Jennifer, porque quiero hablar de Josh. Sí, ese chico al que creo que todo el mundo vió a los 10 años en una peli que, aunque nadie lo admita, nos rompió un poquito el corazón, Puente hacia Therabithia. Confieso que, al enterarme de que iba a hacer de Peeta no me gustó nada. Cuando salí del cine ayer por la tarde, me había convencido absolutamente. Él es Peeta, clava el papel en cada mirada y cada gesto. Está bien, sus ojos no son azules pero, ¡qué más da!
Otros personajes como Gale, Prim o Snow están muy bien conseguidos (ya veremos Gale en En llamas). Respecto a Haymitch... no me lo imaginaba PARA NADA así, sino más bien, un tipo gordo, medio calvo y borracho todo el día. Sin embargo, al final me ha conquistado y el hecho de haber dejado igualita su forma de hablar, con sus "preciosa" incluídos, ha ayudado bastante. Cinna (que no Senna) tampoco ha sido como imaginaba pero Lenny Kravitz ha sabido llevarlo bien y hacer honor a un personaje que todos queremos muchísimo. En el resto de secundarios, es decir, los tributos, destacan Cato y Rue. Ambos, perfectos en sus papeles.


El guión ha sido muy bien adaptado, pues la película, en general, es muy fiel al libro incluyendo algunos diálogos o frases que son exáctamente iguales. Además no se ha explotado el tema del romance para atraer (todavía más) a las masas, sino que tal y como lo es en los libros, se trata de un tema secundario. Aunque, todo hay que decirlo, a mi me han encantado esas escenas en la cueva. Aun así, las peli dura dos horas y media, de las que se han dedicado muy poco para la Arena. Pasa demasiado rápido.

Y el último de sus puntos fuertes: la música. El director ha jugado constantemente con escenas en las que reina el silencio para crear un ambiente algo más espeluznante. Otros momentos tienen como fondo algunas canciones perfectas para cada ocasión. Sin embargo, no he podido evitar echar de menos a Taylor Swift y su Safe and Sound.

Pero no todo es de color de rosa. Ha habido fallos, y gordos. Creo que una de las cosas por las que los fans nos moríamos por ver eran los mutos. Pero, a la hora de la verdad, me encuentro con una especie de bulldogs gigantes y con mala leche. Nada más. ¿Donde estan los lobos personalizados? En el libro, el terror y la emoción de esta escena radica precisamente en que el Capitolio había sido capaz de cambiar genéticamente a los tributos muertos para darles esa forma terrorífica. Fue una gran decepción.
Por otra parte, el final no deja nada claro lo que sucede entre Katniss y Peeta. La escena del libro, a mi parecer muy importante, en los raíles del tren, se la comen. Pero, lo que es peor, no se llega a entender si ella estaba con Peeta porque quería o porque quería sobrevivir. No sé cómo lo harán en En llamas pero...

Con esto quiero decir que cualquiera que no haya leído el libro, le debe de haber costado seguir el hilo un poquillo pues hay algunas cosas que no se explican bien o, directamente no se explican.(por ejemplo: todo el tema de las teselas) Otras cosas, por el contrario, se las han inventado: la escena del distrito 11 en plena revolución me indignó muchísimo. ¡Eso es algo que debería ocurrir en Sinsajo, no en Los Juegos! La revolución tiene que ir cociendose a fuego lento durante toda la trilogía, casi sin darnos cuenta. No a lo bestia, a la primera de cambio. Y sin embargo, en otras escenas donde debería rezumar violencia, se quedan cortos. Un gran error. ¡Por dios, que son Los Juegos del Hambre... mas sangre, más pelea!

En conclusión, como adaptación de una novela de 400 páginas es genial. Como película a secas está bastante bien. Aunque yo recomiendo leeros el libro, leeros el libro, leeros el libro. Y ya después, veis la película. Muero por ver En llamas.

4 comentarios:

  1. Los actores lo han hecho muy bien, aunque hay algunos que no me los imaginaba así.
    Sobre los mutos, te doy la razón, me los esperaba más parecidos a lobos y, además, como era de noche casi no se distinguían si eran parecidos a los tributos muertos.
    Es verdad que hay poca sangre y pelea, pero si hubiese sido más sangrienta sería para mayores de dieciocho y no ganarían tanto dinero.
    Besitos ^-^

    ResponderEliminar
  2. Leeros el libro, leeros el libro.
    Eso mismo, hay que leer el libro o algunas partes no las pillas muy bien.
    Pero sigue siendo una buena adaptación
    Besos

    ResponderEliminar
  3. joo yo me he leido ya el libro y no se muy bien si verla o no porque no me quiero llevar una desilusion pero me voy animando poco a poco la verdad que la escena de los mutos queria verla me hacia mucha ilusión pero me imagino que sera dificil recrearlos
    muy buena gritica te sigo

    ResponderEliminar
  4. Si la verdad es que se saltan algunas partes es un poco decepcionante. Pero la canción de Taylor Swift --> Save and sound; si que sale pero en los créditos y casi al final.

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.