05 enero, 2012

¿Me estás retando?

Lo tengo decidido: este año me apunto a algun reto. En este caso no va a ser sólo uno, pues la gente se empeña en crear desafios ¡tan interesantes y curiosos! Muchos ya los habreis visto por la blogosfera e incluso, os habréis apuntado. Yo... bueno, que soy muy lenta =P

El blog Book Eater nos trae de nuevo el desafío Libros de colores, en el que tenemos que leernos durante todo el 2012 un libro en cuya portada predomine un color en particular. Lo ví en muchos otros blogs durante el 2011 y quise apuntarme pero lo dejé. Ahora que empezamos nuevo año no lo puedo dejar escapar Aquí está la lista de colores:

1. Amarillo
2. Morado/Lila
3. Rojo
4. Rosa 
5. Naranja: Pandemonium, de Lauren Oliver
6. Azul claro: Marca de nacimiento, de Caragh M. O'Brien
7. Azul oscuro: La maldición del tigre, de Colleen Houck 
8. Verde claro 
9. Verde oscuro: Donde los árboles cantan, de Laura Gallego
10. Marrón/Beig 
11. Gris: El Jinete de Bronce, de Paullina Simons
12. Negro: Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins
13. Blanco:



Este lo trae el blog Forgotten dreams y me parece muy curioso. Consiste en leer libros cuyo título comience por las letras de tu nombre o nick en blogger. Colocas tu nombre en columna y pones el título del libro al lado de la letra correspondiente.

E: El jinete de bronce,, de Paullina Simons
L: La maldición del tigre, de Coleen Houck
E:
N:
A:


Y por último, Biblioteca Romance nos trae el clásico: leerse X libros en el año. En este caso hablaríamos de 65 libros. Me ha parecido un número asequible para mi bolsillo y mi tiempo =P Así que me apunto.

Lista de lecturas:
1. Donde los árboles cantan, de Laura Gallego.
2. La maldición del tigre, de Colleen Houck.
3. Marca de nacimiento, de Caragh M. O'Brien
4. Pandemonium, de Lauren Oliver (Delirium #2)
5. El jinete de bronce, de Paullina Simons
6. Príncipe mecánico, de Cassandra Clare
7. Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.