27 noviembre, 2011

Esmeralda, de Kerstin Gier

Gideon está en grave peligro y su única esperanza es Gwen... aunque ella ya no confía en él.
A Gwen no le hacía ninguna ilusión ser la última viajera en el tiempo, ni tener que viajar al pasado para tener que cerrar el Círculo de los Doce (que, además, es tan secreto que ni lo entiende), ni enfrentarse a enemigos dispuestos a acabar con su vida. Prefería quedarse con su vida normal y corriente: instituto, amigas y algún chico de vez en cuando. Sin embargo, cuando conoció a su compañero de viajes, el encantador Gideon de Villiers, la cosa se puso muchísimo más interesante... ¡y surgió el amor!
Pero ahora Gwen está destrozada. Acaba de descubrir que todas las atenciones del chico eran solo una estratagema para distraer al oscuro Conde de Saint Germain y cumplir él solo la misión. Pero la jugada no le salió bien y ahora se encuentra en manos de un nuevo enemigo: una Sociedad Secreta infiltrada en casa de los De Villiers dispuesta a acabar con los viajeros en el tiempo.
¿Qué debería hacer ahora Gwen? ¿Rescatar a Gideon y luchas juntos para cerrar el Círculo? ¿U olvidarse de todo y volver a su vida del siglo XIX?

¡Por fin! He terminado los exámenes y puedo volver a retomar mi vida. ¡Por Dios! Si es que no es sano estar tooooodo el día sentado estudiando como un burro. En fin, como prometí no he vuelto con las manos vacías, no, sino con la reseña de esta maravilla que me leí antes de haber muerto entre logaritmos, células y compuestos químicos. 

La lectura de Esmeralda ha sido de esas que se van haciendo memorables a cada página que pasas. Claro que, cuando ya estás enamorada de todos y cada uno de los personajes, es bastante difícil que, justo en la última parte de la saga, la autora la cague tanto, que no te guste. Este, obviamente, no es el caso. He pasado grandes momentos leyendo este libro, en los que he tenido todo tipo de sentimientos: tensión, curiosidad, cabreo, alegría. Pero, sobre todo, me he reído muchísimo. Y seguro que adivinaís con quien. ¡Pues con Xemerius! Sí, ese daimon taaaan temible y ocurrente que se va ganando un puesto entre los personajes más graciosos con los que he podido encontrarme. Y es que, llegas a cogerle tanto cariño que te preguntas cómo has podido leerte Rubí sin sin que apareciese Xemerius. Pasemos a Gwen. Siempre me ha encantado esta chica, por sus ocurrencias y su forma de ser. Esa ironía y esas contestaciones que me hacen soltar carcajadas han hecho que le tenga una cariño especial. Sin embargo, en Esmeralda, se pasa las primeras 200 páginas llorando. Sí, sí. Llorando a lágrima viva porque Gideon ha sido un cerdo. Lo entiendo, de verdad, pero no llores tanto porfavoooor : )
Y hablando de Gideon... ¡Dios! ¡¿Como se puede ser tan bipolar?! Y es que, el chaval cuando quiere es una monada. Pero luego... es que es para matarle. Acercándonos al final de la historia descubrimos porqué se comporta así y ahí es cuando respiras hondo y dices: Vale, ahora puedo concentrame de lleno en la trama. He de admitir que si me hubiesen sacado una foto mientras leía el libro no me hubiese extrañado nada que hubiese salido con dos corazones como ojos porque es que esta historia de amor me chifla. Gideon y Gwen se han convertido en una de mis parejas favoritas por esos momentos tan tiernos pero también por esos otros de discusiones y peleas.
El resto de personajes: Leslie, Charlotte, la tia abuela Maddy... son secundarios, pero son tan principales...
Me refiero a que todos aportan su granito de arena y ninguno queda en segundo plano. Esto es algo que se agradece pues estoy un poco harta de que en muchos otros libros existan personajes mucho más interesantes que la propia protagonista (que suele ser bastaaante sosa) y no se les saque jugo. Bien, en este caso Gwen no me parece nada sosa pero hubiese sido una pena si Leslie (esa mejor amiga que todas nos morimos por tener), Charlotte, o incluso Madame Rossini (que a mi me recuerda al hada madrina de Cenicienta) hubiesen pasado desapercibidos. Hablando de Madame Rossini: ¿A quién no le gustaría tener a alguien así a su lado? Me en-can-ta. Simplemente la idea de vestirme de otra época, con esos vestidos, esos zapatos, esas joyas... para ir a un baile del siglo XVIII acompañada de un tío guapísimo, me muero : ) Además Gwen y Gideon no van sólo para pasar el rato en plan principe y princesita, sino que tienen una misión. ; )


Esto nos lleva al momento Spoiler:
Ese en el que Gwen ''se muere'' y parece que se ha convertido en fantasma. Bueno, respecto a esto tengo que decir que lo pasé FATAL. Pero no solo por el hecho de pensar: ¡Dios, que se ha muerto! También porque ODIO que los protagonistas se conviertan en fantasmas. Si te has muerto, pues te has muerto. Ya está, se acabó, finish, caput. Lo sé, sería horrible que Gwen se muriese pero para mí sería peor que se quedase como fantasma porque... no podría hacer nada. No puedes tocar, no puedes hablar, nadie te ve, ni te oye, y no hay forma de volver atrás. En fin, durante esos pocos segundos realmente no me podía creer que la autora se hubiese cargado de esa manera el libro, la saga. Así que, cuando me dí cuenta de que no era así... ¡Buff! Menos mal.

Ya paro de spoilear :)

Se van cerrando todas las puertas que nos habían ido abriendo a lo largo de toda la saga y no queda ningún cabo suelto. Algunos de estos secretos me dejaron con la boca abierta. Otros... bueno, digamos que me los esperaba. El que me dejó alucinada es el de la última, ultimísima página. ¡Cómo me reí!
Al igual que lo que he podido ver en otros blogs, pienso que el final es demasiado rápido para ser final de saga, y que después de haberlo preparado con tanto esfuerzo, se desarrolle en una pocas páginas. Pero bueno, eso lo perdono porque estamos hablando de la Saga El Amor Más Allá del Tiempo y no todo es el final. Y, por último decir que, he echado muuuucho de menos una escena final/beso entre nuestros protas para despedirme.


Esta es una saga que recomiendo muchísimo por sus personajes, por su historia y porque te hace querer ser uno de ellos y vivir algo así. Me ha dado muchísima pena terminarla y voy a echar mucho de menos a Gwen y Gideon y, por supuesto, a las locuras de Xemerius. Ahora habrá que esperar a ver la peli y si queremos, releer y releer esta historia.



7 comentarios:

  1. Anónimo27.11.11

    me lo ley nada más salir y me encanto. <3

    ResponderEliminar
  2. Anónimo28.11.11

    yo tambien lo compre el dia que salio y tambien me encanto!!(L) o al menos la parte que me lei porque aun me faltan las ultimas 30 pag... pero esq me daba tanta pena terminarmelo que no pudee!!!:'( sisi llamarme loca pero ya me lo terminare cuando este preparada para no volver a saber de gwen y gideon!! xS

    ResponderEliminar
  3. Anónimo16.12.11

    ¿Hay una pelicula? ¿De verdad? !!!! (: Es mi saga favorita sin duda, llena de amor, aventuras, y algunos momentos de risa. Si hay una pelicula, me voy a morir, porque al terminarmelo queria haberme equivocado y que todavia quedara mas libro! Si, que lo voy a hacer si me enamore de la saga ! Pero si hay una pelicula, por favor decidme cuando!!!

    ResponderEliminar
  4. jaja todavia no se sabe cuando pero ya han elegido a los actores. Te dejo la direccion de la entrada q puse sobre eso :P

    http://bailandoentrelibros.blogspot.com/2011/11/gwen-y-gideon-en-carne-y-hueso.html

    Un beso y gracias por comentar a todos!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo28.12.11

    pero no entiendo!! como leen el libro si todavia no sale a la venta??????' diganme esqestoy tan ansiosa de leer el final!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. A ver si lo encuentras pronto a la venta anonimo, q el libro está genial. No sé de donde eres pero en España ya lo han sacado :)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo28.12.11

    ah ya yo soy de México!! no puede ser y aki creo que lo van a sacar hasta abril!!! que suerte tienen!
    gracias x tu respuesta elena

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.