01 noviembre, 2011

El séptimo arte: Moulin Rouge


París, alrededor de 1900. El mundo ha sido conquistado por la revolución de Bohemia. Satine, la estrella más rutilante del Moulin Rouge, encandila a toda la ciudad con sus bailes llenos de sensualidad y su enorme belleza. Atrapada entre el amor de Christian, un joven escritor, y la obsesión del duque, lucha por hacer realidad su sueño de convertirse en actriz. Pero, en un mundo en el que vale todo excepto enamorarse, nada es fácil.
Hace un par de dias pusieron en la tele esta peli que tenia bastante pendiente desde hace mucho tiempo. Algunas amigas mias me habian repetido hasta la saciedad que la viese, que me iba a encantar etc... Así que, por una de esas casualidades de la vida, me senté delante de la caja tonta, a la hora exacta y en el canal preciso para ver esta preciosa película que me ha dejado enamorada de su banda sonora y de su historia.

Christian (Ewan McGregor), un escritor inglés que va a París para comenzar su propia vida y no la que le dicta su padre (quien por supuesto no quiere que su hijo tenga ''esas ideas en la cabeza'') encuentra una habitación en un motel de mala muerte cerca de uno de los clubs nocturnos más famosos de Paris: El Moulin Rouge. 
Christian defiende la libertad, la paz y la igualdad ,pero por encima de todo, Christian es un amante del amor. Sin embargo, nunca se había enamorado... hasta que conoce a Satine (Nicole Kidman), la más famosa de las cortesanas del Moulin Rouge. A partir de este momento comienzan los problemas, pues Satine quiere convertirse en una verdadera actriz y para ello necesita el dinero del Duque, un personaje asqueroso que lo único que busca es acostarse con ella. No habría ningun problema... si no se hubiese enamorado de Christian. Ya es demasiado tarde. Pero un problema mucho mas importante acecha.

Se mezcla el drama (dramón ^^) con la comedia, simplemente para que no te pases toda la pelicula ''depre''.

Hay personajes graciosos que te hacen pasar un buen rato, o soltar todo lo que se te está quedando dentro al ver lo que se va acercando. 
La actuación de Nicole Kidman es maravillosa (siempre me ha encantado esta chica). Escenas de risas, de lloros, de angustia, de sobreactuar (me explico: Dentro de la propia pelicula hay partes en las que Nicole actua en el escenario y ella deja ver que sobre él, está sobreactuando)
Y bueno, ¿qué decir de Ewan McGregor? Qué pasión, que expresión al mirarla, al cantar, al hablar. ¡Increible! 
Pero sin duda lo mejor es la banda sonora y los bailes. Llenos de color y ritmo, me han llegado. Ahora mismo estoy escuchando esa canción que dice...

 Está compuesta por algunas de las canciones de amor más famosas de la historia y cantadas por Kidman y Mcgragor son alucinantes. Que quede calro, son ellos los que cantan. 

En fin, una película preciosa que te transporta a Paris y que te hace soñar. 
Para los más románticos y los amantes de los pañuelos en la mano y las palomitas (como yo ^^), esta peli esta hecha para todos nosotros, chic@s!
Aquí os dejo (para los que ya la habeis visto) uno de los mejores momentos de la peli, y para mi la canción más bonita.  

                        

1 comentario:

  1. Dándome un paseo por el 7º arte que tienes en tu blog dí con esta peli. Me encanta: romance, música, bellas coreografías, humor a ratos, tragedia, buenas canciones ... No sabría con cuál quedarme. Pero si una cosa me impactó fue el enterarme que tanto Nicole como Ewan cantaban para la pelicula, eran sus voces. Y la de Ewan es preciosa, jamás pensé que tendría una gran potencia vocal. Vamos, que me sorprendío en este registro musical, al igual que la Kidman.

    Está mucho mejor en VO, más auténtica.

    Un besote //

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.