18 septiembre, 2011

¿Qué estás mirando? #2: The vampire diaries


Tenía que hablar sobre la 1ª y 2ª temporada de esta serie antes de que empezase la 3ª (que, por cierto, empezó este jueves pasado, ¡pero bueno!). ¡Qué ganas de verla! Llevo todo el verano esperandolo, esperando ver cómo sigue mi serie favorita. Y por fin ha llegado el momento. Pero antes quería ''repasar'' las anteriores temporadas.

Elena Gilbert, una chica de 17 años, lleva viviendo en el misterioso pueblo de Mystic Falls, Virginia, desde siempre. Por esta razón debe continuar su vida allí tras la muerte de sus padres en un accidente de coche. Por suerte, su tia Jenna puede cuidar de ella y de su hermano pequeño, Jeremy. Sin embargo, poco después del accidente, aparece un chico guapísimo y misterioso en su instituto. Stefan Salvatore esconde un secreto que le será muy difícil de ocultar al aparecer en el pueblo su hermano, Damon Salvatore.
Hace tiempo que me leí el primer libro de esta saga. ¿Sinceramente? La serie es mucho mejor. En los libros, los personajes son planos, aunque el argumento es original (La saga de Crónicas Vampiricas salió muchos años antes que Crepúsculo). En la serie de televisión, el puntazo son los personajes precisamente. Sobre todo en un principio, ya que más adelante fueron enrevesando el guión hasta que lo conviertieron en algo totalmente diferente a los libros (cosa que me parece fatal, aunque hay que admitir que tiene gancho). La serie está llena de intriga, misterio, magia, acción... pero sobre todo: AMOR. Y es que, ese triángulo amoroso es de lo mejorcito, y el hecho de que Damon y Stefan sean hermanos pues, hay que admitir que le da otro toque. Me declaro absoluta, total e irreversiblemente TEAM DAMON. (Y mucho más con ese pedazo de actorazo Somerhalder, que no se puede estar ¡taaaaan bueno!)
En la serie tenemos una gran variedad de seres sobrenaturales: vampiros, hombres-lobo, brujas, fantasmas, híbridos) pero es precisamente eso lo que hace que todavía sea más interesante.
Pero a mí lo que me enganchó fue Damon. La 1ª temporada fue sin duda la mejor, viendo cómo él iba cambiando poco a poco, de vampiro sangriento-me importa todo una mierda, a vampiro al que su hermano le jode todos los ligues por los que siente algo y además se muere por Elena. El final de esta temporada fue IMPRESIONANTE, ALUCINANTE, INCREÍBLE. Me quedé con la boca abierta y todo el verano por delante para morderme las uñas, tirarme de los pelos y pensar sobre ese final. Vamos, todo un ejercicio de autocontrol =P
Llevaba toda la temporada viendo como crecía y crecía esa tensión sexual entre Elena y Damon, estaba literalmente muriendome por ver el beso entre ellos y llego al último capítulo y... ¡no podían hacerme esto! Malo para la salud, eso es lo que era. Por cierto, ví ESA escena como 200 veces en todo el verano para calmarme un poco xD pero aún así me moría por otro capítulo más.

Llega Septiembre de 2010, empieza la 2ª temporada. El primer capítulo fue, ¿cómo decirlo? Sublime. Sin embargo, a medida que fue avanzando la temporada, el triángulo se dejó un poquito de lado, pero la trama se complicó más al aparecer Katherine, que yo lo siento, pero esta mujer me encanta, porque le da otra vidilla al asunto. Muchos flashbacks, que nos mostraban muuuuchas cosas. La aparición en escena de los hombres-lobo. Genial, la verdad. El final, no fue tan fuerte como el de la anterior temporada pero aún así te deja *.* 

Elena es la típica chica de libro que tiene a dos tios superbuenos que están enamoradísimos de ella y sin embargo, no ha hecho nada para conseguirlo. Por ejemplo, Rose, de Vampire Academy, es una tia impresionante tanto físicacamente como en temperamento. Ella se lo curra, y es normal que tantos tios estén detrás. Pero ¿Elena? Fue katherine la que se curró a los hermanos Salvatore y ahora Elena recoge los ''restos''. Eso sí, Katherine era una zorra y Elena no. Eso está a su favor, el hecho de que, ¡vale!, tiene a dos tios detrás pero elige sólo a uno. Bien, pero no elijas a Stefan ¡Por dios! teniendo a Damon al lado xD. La actriz, Nina Dovrev, me parece bastante buena, ya que interpreta a dos personajes totalmente diferentes en la serie (pero me gusta mucho más cuando interpreta a Katherine ^^)

Stefan Salvatore (derecha) es una monada, lo reconozco. El novio perfecto. Atento, bueno contigo, guapisimo, protector pero sin pasarse... Pero... a mí no me llena. No sé. Si no estuviese Damon pues vale. Pero teniendo ese hermano... Se siente =P                                                         Damon Salvatore (izquierda) es mi personaje preferido, está claro. Su evolución durante la serie es increíble y el actor que le intepreta es perfecto para el papel. Lo hace genial. Cada gesto, la forma de andar, de mirar, la forma de hablar es perfecto. El tono que le pone a cada frase es justamente el que necesita. Me encanta, me encanta, me encanta. No tengo más que decir xD

2 comentarios:

  1. Me encanta esta serieeeeeee(L)
    Estoy viendo ahora la segunda temporada, y no puede estar mejor :)
    Besooo!

    ResponderEliminar
  2. Quiero ver ya la tercera temporada! Dices que el final de la segunda no es de infarto? A mí casi me lo da.
    Lo malo es que este verano se me ha olvidado un poco la historia, a ver cómo me reengancho.
    Genial opinión, 100% de acuerdo. El libro es mucho peor, y yo soy Team Damon! :D
    Besos y nos leemos!

    ResponderEliminar

No pongas SPAM y a lo mejor visito tu blog. Ponlo y no lo visitaré nunca.